miércoles, 19 de diciembre de 2012

Dejame escurrirme entre tus manos, deshacerme en el aire, intuirte en tu aroma, esparcirte entre helechos. Fusionarnos etereos como eternos misterios y a la vez sublimes en la compresión perfectas de dos almas. Cio.

1 comentario: